Premios del Foro

PREMIOS JOSÉ MARÍA JIMÉNEZ DE LA IGLESIA SANTONJA DE EMPRESA, SOCIEDAD Y ARTES LIBERALES

PREMIADA 2020

Victoria Fernández Prieto

Hay historias personales que se explican desde la infancia. La de Victoria Fernández Prieto (Asturias, 1936) tiene que ver con la resistencia y la fortaleza. Con 13 años, enfermó de tuberculosis, «entonces era una enfermedad prácticamente mortal», comenta. Aunque aquello cortó en seco su formación académica, siguió estudiando por correspondencia y escribiendo poesía, una de sus pasiones, en algunas revistas de la época, gracias a lo cual terminaría conociendo a su marido. Quizá aquella formación para la vida la preparó e impulsó para sobreponerse a los contratiempos y ponerse al frente de una empresa mientras cuidaba a su esposo enfermo, ocupándose de los hijos, y a lidiar en un mundo empresarial de hombres en el contexto político y social de la época. Victoria Fernández dejó Asturias a los 23 años para instalarse junto a su esposo, Antonio Juan, en la pequeña población valenciana de Villalonga próxima a Gandia. Él era socio en un negocio familiar dedicado a la panadería y la pastelería tradicional, cuyos orígenes se remontan a principios de los años 50. Con ocho empleados, el horno abastecía a la población y alrededores. «Fui empresaria por amor», comenta Victoria, que se empeñó en ayudar a su marido en el negocio, aun en contra de su voluntad.

Lo que empezó siendo una colaboración necesaria para llevar adelante la empresa en unos comienzos difíciles, acabó convirtiéndose en una «pasión» para Victoria que, poco a poco, fue asumiendo la gestión de la empresa y trajo la innovación y la diversificación de productos. El éxito llegó a mediados de los 70 con la creación de las magdalenas “Glorias” cuyo secreto, según Victoria Fernández, es poner «algo menos de aceite y de azúcar, para que no estén tan dulces». En 1978 el matrimonio compró unos solares en Gandía y creó la firma Dulcesa S.A. Al enviudar, Victoria tomó las riendas de la empresa incorporándose más adelante sus tres hijos: Rafael, Juan José y María Dolores Juan Fernández. En el año 2000 con 64 años, sintiendo que su etapa en el negocio había concluido, decidió dar paso a la nueva generación, con la introducción de la informática y la innovación en la gestión y personal más cualificado. Victoria atribuyó los méritos del auge de Dulcesol al equipo de gestión, que ya incluía a sus hijos.

Hoy, más de medio siglo desde aquel comienzo, con más de 2.470 empleados, presente en más de 50 países y con un Centro de Innovación para la investigación nutricional, la salud y las tecnologías donde más de 150 profesionales se dedican a la innovación y mejora continua, la familia Juan no abandona sus orígenes en Villalonga y con el nombre Vicky Foods rinde homenaje a su matriarca.

PREMIADA 2019

Pilar Roig Picazo

Se reconoce a la Dra. Roig Picazo su servicio a la sociedad y sus aportaciones de todo tipo, pero muy especialmente su laboriosidad, su trabajo relacionando permanente investigación, docencia y práxis profesional en las Bellas Artes, con proyectos y realizaciones de envergadura y relevancia artística, cultural y social. Para ella la creación artística es: “Imprescindible. No tiene sentido la vida sin la cultura, sin las humanidades, sin el arte”. Ha logrado conciliar todo ello con una vida intensa, tanto personal como familiar y social. ha trabajado gozosa, delicada y muy intensamente con espíritu humanista y emprendedor con Hortensia Herrero de Roig y el Dr. Gianluigi Colalucci, restaurador de la Capilla Sixtina de Miguel Ángel, gestionando conocimientos, talento, capitales y patrimonios muy varios de personas e instituciones mil milenarias, como la Iglesia Católica en el “Cap i Casal” de su querida ciudad de Valencia.

Es Catedrática de Conservación y Restauración de Bienes Culturales en la Facultad de Bellas Artes de la Universitat Politècnica de València (UPV) y fundadora del Instituto Universitario de Restauración del Patrimonio de la UPV. Fue Vicerectora y miembro de sus Consejos Social y de Gobierno. Madrina de Doctorado Honoris Causa por la UPV del Dr. Gianluigi Colalucci y del poeta valenciano Francisco Brines. Académica de Número de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos de Valencia. Miembro del International Council of Monuments and sites (ICOMOS), del Internacional Institute for Conservation of Historic & Artistic Works (IIC), del Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio (CICOP). Autora de múltiples libros y artículos científicos de su especialidad. Es responsable de restauraciones muy relevantes sobre el Patrimonio, de las que cabe destacar: Basílica de la Virgen de los Desamparados; Iglesia Parroquial de San Nicolás Obispo y San Pedro Mártir; Puentes Históricos de Trinidad y Serranos; Rocas del Corpus de la Ciudad de Valencia e Iglesia de los Santos Juanes.

Premio Mujer Comprometida del Arzobispado de Valencia en el Día Internacional de la Mujer 2016. Pregonera de la Semana Santa Marinera de Valencia 2016. Premio e/woman Valencia y España a la trayectoria profesional 2018. Premio Valencianos para el Siglo XXI 2019

PREMIADOS DE LA EDICIÓN 2018

JOSÉ MARÍA JIMÉNEZ DE LAIGLESIA (1929-2011)

Licenciado en Derecho. Comenzó a trabajar en la empresa constructora CLEOP en 1952, Director General en 1960 y Presidente y Consejero Delegado desde 1971 hasta 1985. Simultáneamente fue Consejero y Vicepresidente del Banco de la Exportación, de la aseguradora Mapfre y de diversas empresas inmobiliarias. Presidente de la Federación Valenciana de Empresarios de la Construcción (FEVEC), de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), de la Confederación de Organizaciones Empresariales de la Comunidad Valenciana (Cierval), vocal del Comité Ejecutivo de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y Presidente de su Consejo de Promoción Exterior y Relaciones Internacionales. Presidente de la Fundación Manuel Broseta y Académico de la Real Academia de Cultura Valenciana.

Consejero y mentor de asociaciones civiles, empresas y empresarios, fue defensor acérrimo de la vitalidad económica valenciana, se implicó en la vida financiera y empresarial de nuestra tierra y abogó por una sociedad civil cohesionada que, más allá de la coyuntura política y social, dinamizara y garantizara nuestro futuro como pueblo. Como escribió él mismo, lo hizo: «…huyendo del viento de proa, navegando más o menos transversalmente ora  a barlovento, ora a sotavento según la fuerza del viento, huyendo de la excesiva escora, …, virar, corregir, torcer, para al final llegar» inspirado en la poesía de Ausias March y muy especialmente el poema Veles e vents.

 

CARMEN SENDRA MUÑOZ (1931-2011)

Líder empresarial valenciana, de espíritu rebelde y superador de convencionalismos. Hija y nieta de empresarios valencianos exportadores de frutas, creadores del Grupo Industrias Hoteleras Sendra S.A. con los hoteles Carlton de Alicante y Regina, Inglés, Excélsior y Astoria en Valencia, del que fue consejera y Presidenta del Consejo de Administración. Ejerció el cargo con excelencia de conocimientos, experiencias, ilusión y pasión, aunando personas e instituciones del más amplio espectro valenciano y nacional dentro y fuera de la compañía.

Primera mujer en la junta Directiva de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV) y en la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE). Promotora de la Pasarela del Carmen, de la que recibió el homenaje correspondiente, del Club Besori para el debate de temas candentes con sosiego, de la Fundación Astoria para la acción social, del Consorcio para la Rehabilitación del Centro Histórico de Valencia. Consejera de Bancaja y miembro del Patronato de Feria de Valencia.

Compatibilizó su fuerte vocación empresarial y sentido humanista de la vida con una profunda fe religiosa y su vida familiar y social, siendo madre de familia numerosa, avistando el amanecer esperanzado de cada mañana también, sin apenas visión en los ojos, en la última etapa de su vida, sin dejar de aprender nunca: «Ahora a ser abuela y a tener paciencia –decía con muy buen ánimo–. Cada etapa quiere una cosa. La vida no es fácil para nadie».